Falklands-Malvinas Forum Archives



[F-M Home] [Archive Home] [Index page] [Search]


Diplomacia Argentina, casos Chile y Reino Unido

From: Francisco Cayol <fcayol@hotmail.com>
Date: 11 Jan 1999 00:19:41 -0500
Message-ID: <esp.19990111001941@FM-Forum-Archives>
In-Reply-To: El macho argentino - by Cristian C. E. Hendrickse,  10 Jan 1999 16:43:30 -0500


Message:
Comparto la opinión sobre Di Tella, aunque no es más que el continuador de una histórica ineficacia diplomática argentina.
Los puestos de diplomático en este país parecen una especie de edén para políticos inútiles, retirados, haraganes, peligrosos, amiguistas y con otras habilidades por el estilo (salvo honrosas excepciones).
Un ejemplo interesante es el episodio citado de la tensión con Chile. Hay una documental muy buena que pasó el canal chileno TVN sobre los pormenores presentado por un periodista que tiene un ojo tapado (no sé como se llama). Cuando se lo ve a Hernán Cubillos, se siente una sana envidia. Ojalá en Argentina algún día haya diplomáticos de carrera, las embajadas sean un premio al profesionalismo y un puesto tan importante como el de canciller sea tomado en serio.
Es esperanzador que la oposición se preocupe por continuar la política exterior aunque sea en el tema Malvinas, en caso de llegar a gobernar.
Las Malvinas son argentinas. Pero hay que saber decirlo. Si yo soy inocente pero mi abogado es incompetente y contradictorio la Justicia me va a declarar culpable. Yo seguiré siendo inocente. Si alguien es culpable pero pone al mejor abogado, será declarado inocente. Aunque siga siendo culpable. Es una lástima pero la Justicia funciona así en el mundo entero (en el mejor de los casos). Y la política internacional también tiene sus códigos. Es increíble que en su momento a nadie se le haya ocurrido recusar al Reino Unido que estaba usurpando las Malvinas y otras, a tiro de cañón de las también argentinas Picton, Lenox y Nueva. Por su puesto que aparecería el polémico fallo de manos de la reina. También es increíble la sorpresa al recibirlo, y el absurdo hecho de negarse a aceptarlo después de haberse sometido al arbitraje.
El principal requisito para un diplomático es que sea inteligente, y el segundo que esté bien informado. Si hubiese habido buenos diplomáticos en su momento Inglaterra hubiera entregado las islas hace décadas, porque es sabido que le queman en las manos sobre todo desde la creación de las Naciones Unidas, en que empezaron a necesitar estar "del lado de los buenos" y olvidar su pasado imperialista, contrabandista, pirata, narcotraficante y negrero (por lo menos esto es lo que está documentado).
A Inglaterra hay que insistirle un poco más hasta que devuelva las islas.
A los isleños hay que garantizarles la paz y el mantenimiento de sus propiedades, el idioma, sus banderas, por un período de tiempo de adaptación (ej.: 50 años) pero a cambio de su reconocimiento de la plena soberanía argentina.
Para esto no es necesario ir a verlos con güini pú* bajo el brazo, se puede hacer una carta pública y ya les llegará a sus manos.
Sin embargo como todo pueblero los habitantes de "Stanley" son desconfiados y como buenos británicos desprecian a todo lo que no sea puramente anglosajón. Tal vez lo único que están dispuestos a escuchar es la sabiduría del osezno de camiseta corta.
Si es ésta la política correcta, lo mínimo que se puede pedir es continuidad, pero si la relación se hace personal, se le va a hacer imposible al nuevo diplomático que tendrá otro álbum de fotos con otros nietos, lo que sería demasiado para los sufridos isleños.
De todos modos tendría que haberse observado en una rueda de cerebros la posibilidad de que sea tomado como un insulto y su efecto sea peor que no regalarles nada.
Las Malvinas son argentinas. Algún día será justicia.
Saludos

*en inglés en el original


Follow Ups: